¿En qué momento empecé a ser un Señor?





Muchos recuerdan el día que aprendieron a andar en bicicleta, el día que les dejaron mover el auto de la familia por primera vez, la primera rasurada que se dieron y que terminó en una carnicería sangrienta.


Y otros, tienen muy presente la primera vez que alguien los llamó “Señor” (o “Señora”). Para mí fue en plenos 21 o 22, a esa edad todavía eres un chavo ¿Qué no? Pero tenía que llegar un niño en búsqueda de su mamá, en plena fila del banco, y yo no sé si no me vio bien o se fió simplemente porque se trataba de alguien mucho más alto que él pero pronunció las inesperadas palabras: “Con permiso, señor”.


¡Baldazo de agua! ¿Señor?, ¿Cómo de que señor? ¡Mocoso insolente! En mis tiempos uno no era señor sino hasta los 30 más o menos.



Pero bueno, después de eso he recogido otras experiencias de amigos y conocidos, todos nos “sacamos de onda” la primera vez que alguien nos llama así, entre mujeres ni se diga, a una amiga que no rebasa los 23 le dijeron en el consultorio del médico “Ya puede pasar señora”, ni siquiera “señorita” o ya de perdida “seño”. 


Analicemos el término:

¿Qué es un señor?, ¿Qué características reúne? 




Para mí un señor es alguien que ya reúne cierta edad, invariablemente mayor de 18 años y que ocupa un lugar en la sociedad como benefactor (que trabaja, paga impuestos, es independiente, etc.)

¿Podemos llamar “Señor” a un joven de 16 años al cual las circunstancias lo llevaron a casarse por que embarazó a su novia? Yo sinceramente: No puedo. Puedo llamarlo Responsable, Comprometido, pero ni aunque se deje la barba puedo considerarlo señor. No a los 16.




En conclusión creo que cada quien tiene sus parámetros para considerar que alguien entra en la categoría de Señor o no, así como cada quien en su fuero interno se siente de determinada manera sin importar que la sociedad lo etiquete como tal. Por ejemplo los “chavo-rucos” (término despectivo) pueden estar arriba de los 40 y sentirse en sus plenos 15, y van a bares, antros, fiestas y si se ven bien o mal ante la sociedad ya es punto y aparte. Así que ¿Cuándo empiezas a ser un señor(a)? Cuando tú lo sientes así, no hay vuelta de hoja.


Tal vez te interese:


1 comentario: