Ella es la indicada. Él no se da cuenta.

Los hombres somos buenos para muchas cosas pero desgraciadamente no nos formamos en la fila donde repartieron la intuición, en eso las mujeres son expertas, un hombre rara vez sabe leer entre líneas, rara vez sabe ver más allá de lo obvio.


Se dan mucho las amistades de años con esa linda mujer que nos aprecia y nos quiere y que ha visto cómo batallamos con una y otra relación sin dar al blanco, a veces la amiga está enamorada de él, a veces él de ella, aunque aceptémoslo: las mujeres pecan mucho de "hacerse las inocentes".

Sea cual sea el caso, lo que queremos decir es que tal vez el amor de tu vida ha estado ahí frente a ti durante años y aun no te has dado cuenta, si puedes identificar algunas de estas 5 señales con alguien quien se te viene a la mente tan pronto como comienzas a leerlas, entonces... ¡tenemos a la indicada!

1.- Te conoce con el peor de tus humores.


Y aun así no se ha alejado de ti, al contrario te entiende y sabe cómo regresarte a la normalidad cuando te conviertes en una bestia indomable.

2.- Sabe de tus relaciones pasadas.


Sabe qué te gusta y qué no, te ha visto sufrir por otras mujeres o bien; ha visto cómo haces sufrir a otras mujeres, y sin embargo, lo que la hace feliz es aconsejarte y verte feliz, que señal tan más poderosa.

3.- Está más que cómoda pasando tiempo contigo.


Es la amiga que nunca se niega a ir al cine contigo, aunque tenga tarea que hacer o trabajo que terminar, invitarla al parque, a la playa, a acampar, a un bar: difícil que diga que no. ¿La razón? Ella se siente feliz compartiendo momentos contigo. 

4.- Cuida de ti.


Si estás feliz: la llamas. Si tuviste un mal día: la llamas. Si peleaste con tu familia o no te promovieron en el trabajo o lo que sea: la llamas. Estás buscando refugio en ella y en sus palabras, tal vez no te des cuenta, pero échale un vistazo a la lista de llamadas de tu celular.

5.- La celas.


Puede que ya hayas sido su hombro de lagrimas en más de una ocasión, pero si aun no te has dado cuenta de que ella es la indicada; intenta imaginarla con alguien más que no le romperá el corazón, intenta imaginarla con alguien que la apartará de tu vida abruptamente, con alguien con quien se podría casar y con quien podría pasar todo ese tiempo que ahora pasa contigo. 

¡Bingo! ¿Ya?


Te recomendamos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario