Fiesta en tu casa. Cómo hacer que la gente se vaya y no morir en el intento.

Dar una fiesta en tu casa es generalmente una buena opción, por un lado te permite contar con invitados de tu elección a diferencia de ir a algún lugar donde habrán muchos desconocidos. 


Por otro lado en ocasiones nos vemos en situaciones no tan deseables en las que nuestros invitados llevaron a otros invitados los cuales no son de nuestro agrado (o si lo son, depende), a veces en la fiesta hay uno o más malacopas o algo que iba a ser una reunión "tranquila" hasta la media noche se empieza a salir de control y ¡ya son las 3 de la mañana y tu tienes que levantarte temprano!


Y lo comprendemos, quieres mucho a tus amigos y no quieres quedar mal pero a veces simplemente surgen razones para querer que la fiesta termine, si algún día te encuentras en esta situación y no tienes el corazon de parar la música y decir "Amigos, ¡Amigos! Lo siento pero ya se tienen que ir" tal vez estos tips te resulten de gran ayuda:

Comienza a esconder el alcohol.


Primero te llevas unas cervezas desapercibidamente, luego otras, al rato la única botella que quedaba, hasta que inevitablemente no habrá nada más que tomar. Los que buscarán excuzas para retirarse serán los mismos invitados. 

Muestrate aburrido y con sueño.


Cuando el anfitrión ya no está "en ambiente" y comienza a dar bostezos y a cabecear en un sillón con suerte los más despiertos entenderán el mensaje; es hora de terminar la fiesta o continuarla en otro lugar. 

Cambia la música.


A riesgo de terminar catalogado como alguien con un pobre gusto musical, puedes convertirte en el "señor responsabilidades" y cambiar la música a algo más tranquilo matando así el ambiente, sí a esto le sumas comentarios como "es que los vecinos son muy especiales" o "vamos a bajarle tantito por que ya es tarde" estarás dandoles motivos para irse.
Con música clásica (por ejemplo) puedes lograr que a los invitados les empiece a dar sueño, pero corres el riesgo de que en lugar de irse, algunos decidan dormirse en tu sala.

Comienza a limpiar.


Esto es un poco menos indirecto, al ponerte a limpiar estás claramente dando el mensaje: La fiesta terminó. No hay que ser muy despierto para notarlo, solo los muy aferrados comenzarán a persuadirte de que el evento continue, en el peor de los casos serás tachado de aguafiestas, pero... incluso las almas más fiesteras necesitan dormir ¿o no?

Si la limpieza la estás haciendo con tu pijama puesta el mensaje no puede ser más claro. 


Mezclalo todo.

Sí no hay alcohol, el anfitrión se está durmiendo mientras recoge todo el desastre y la música ya no es agradable entonces les estarás dejando muy pocas opciones a los invitados, tal vez tengas que lidiar con uno que otro malacopa que quiere que la fiesta siga durante 3 días, pero a ellos tendrás que decirles directamente que tal vez otro día. 

Por último tenemos un tip para mejorar las convivencias en la fiestas con nuestros amigos:

Identifica TU éstas señales cuando estés en una fiesta de alguien más.


Si lo has vivido y sabes lo que se siente, la proxima vez que el anfitrión de una fiesta comience a dar señales como las que acabas de ver, no le des más vueltas al asunto, es hora de irse. 

Queremos dejar claro que estos tips están enfocados a la preservación de la amistad, de lo contrario simplemente podrías decirle a todos que se larguen, por lo tanto; es de amigos respetar decisiones como el simple hecho de terminar una fiesta.
Tal vez te interese:




No hay comentarios:

Publicar un comentario