"¿Si me entiendes?" ¿Complejo de superioridad o necesidad de validación?



Tengo la fortuna de contar con dos muy buenos amigos psicólogos, en breves pláticas con ellos abordé el tema de las personas que incesantemente en su comunicar no pueden evitar recurrir una y otra vez a frases como las siguientes:


“¿Si me entiendes?”

“No se sí me explico”

“¿Si sabes cómo?




Aunque yo sin ser psicólogo imaginaba levemente las causas de dicho comportamiento la verdad es que corroborarlo con dos especialistas de confianza fue determinante para escribir este artículo.


En sus opiniones (las cuales no corcordaban) apuntaron dos posibles causas por las que una persona repita este tipo de frases a cada momento.
  • Teoría 1: Pueda ser que esté estrechamente ligado con un complejo de superioridad, al igual que el uso exagerado del sarcasmo, probablemente conozcas a una o varias personas que en intervalos interrumpen su plática para corroborar que tienes la inteligencia necesaria para captar lo que te están diciendo y arrojan la pregunta: “¿Me explico?” o también el caso de alguien que está a punto de platicar algo y dice “Es que no se cómo explicarte” como si el solo uso de las palabras no fuera suficiente o escapara a nuestro comprendimiento.  

     
     
  • Teoría 2:  Pueda ser que estas personas necesiten de validación constante, corroborar que son escuchados, además no podemos culparlos ya que es sumamente probable que ellos no estén consientes de esto, además el complejo de superioridad es también de inferioridad, la persona que lo padece seguramente tiene inseguridades que necesitan verse cubiertas con otros aspectos en los que resalta. 



Otros casos más graves como el narcisismo o la megalomanía pueden resultar pedantes para la sociedad ya que de la autoestima a la arrogancia solo hay un paso muy pequeño.


La cuestión es: Las personas que utilizan frases como “¿me entiendes?” de manera recurrente ¿ven a las demás personas hacia abajo o como inferiores? La respuesta probablemente no pueda ser aplicada generalmente, habrá quien lo haga inconscientemente y habrá quien nos considere a todos los demás como estúpidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario