Mi experimento de 2 semanas sin azúcar.

Después de haber leído un montón de artículos sobre alcalinizar el cuerpo reduciendo al mínimo la ingesta de azúcar (ya que las celulas cancerosas se alimentan de ella), sobre los perjuicios de tomar café, y más recientemente el artículo sobre un sujeto que durante dos semanas eliminó en la medida de lo posible su ingesta de azúcar cambiándola por una dieta de frutas, verduras, pollo, pescado, huevo entre otras cosas y su vida dio un giro, primero los síntomas de abstinencia de presentaron como si acabara de dejar una droga, pero ¿que es la azúcar sino una droga legal? Una droga que tenemos consumiendo desde nuestra infancia.


Al tipo comenzó a dolerle la cabeza pues su cuerpo no estaba acostumbrado, pero después de unos días comenzó a experimentar más lucidez y alegría, sentía que pensaba con más claridad, más creatividad y se sentía extrañamente más feliz.

Así que dije, "vamos a intentarlo".

¿Que consumía antes del experimento?


A diario, sin excepción mis mañanas comenzaban con un café (cargado), a medio día también sin falta me tomaba una Coca Cola de 600 ml. Y no faltaban al día los caprichitos como galletas, pastelitos de vez en cuando, más sodas (es una suerte que siempre haya sido delgado), incluso a la hora de la borrachera consumía azúcar, el whiskey y el ron siempre los acompañaba con Coca Cola.

La Planeación.


Me dije "bueno, todo eso va a tener que cambiar, cero galletitas, cero pastelitos, se acabaron los refrescos y el café, y como no estoy dispuesto a dejar las reuniones con los amigos en las que bebemos whiskey, pues voy a tener que aprender a tomarlo en las rocas o a ver cómo".

Los Primeros Días.


Trabajo en una oficina donde ¡todos consumen café! Me estaba muriendo de antojo al ver los vasos humeantes, y a la hora de la comida ¿qué tomo sino es una soda? Tuve que empezar a hacerme limonadas (sin azúcar),

Día 4.


¿Qué me está pasando? No creí que fuera a ser cierto lo de los dolores de cabeza y tanto ayer como hoy amanecí como si tuviera resaca, también muero de sed, ayer tuve que pedirle un vaso con agua a un amigo mientras estaba en su casa.

Día 6:

Bueno, los dolores de cabeza parece ser que están por desaparecer, no me siento mal pero tampoco siento todas esas cosas: energía, lucidez, concentración.

Día 8:

Me siento normal, no puedo definirlo de otra manera, los cambios hasta hoy son: apetito más temprano, menos estreñimiento y más sed a lo largo del día. 

Día 10: 


Sigo batallando con los antojos ¡todo tiene azúcar! Pero cada vez es menos, preparando limonadas y agua de arroz calmo la sed, también he notado que duermo mejor.

Día 14: 

Hoy de pronto me entró un mareo intenso de la nada, me preocupé, pensé que podía ser por la falta de azucar, pero no, fui al médico.

En conclusión esto fue lo que me dijo:


  • Que consideraba excelente mi decisión de no consumir azúcar y que de ser posible lo extendiera no solo a 15 días sino a toda la vida.
  • Que incluso aunque no consuma azúcar todo lo que comemos el organismo lo convierte en diferentes cosas (entre ellas azúcar) así sea carne, pollo, pescado, huevo, verduras, etc.
  • Que el mareo fue por algo llamado vértigo periférico, algo ajeno a mi dieta sino más bien relacionado con los oídos.
  • Y una excelente noticia para mí: ¡Que puedo seguir consumiendo café! Que es un excelente antioxidante, ahora solo falta acostumbrarme a consumirlo sin azúcar.

Y bueno, al momento de terminar esta cronología llevo 18 días sin consumir refrescos, galletas y demás, pienso seguir haciéndolo, tal vez algún día sucumba a la tentación y me permita un antojo, pero la verdad es que siento que estoy haciendo algo bueno por mi cuerpo, y eso es lo que importa. 


2 comentarios:

  1. Hasta hoy, 22/11/2015, como sigues con la dieta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gloria, sigo en pie, de vez en cuando me he permitido un que otro antojito, una mordida a un chocolate, una rebanada de pastel en algun cumpleaños pero nada más, es un estilo de vida difícil de llevar pero insisto; creo que llevarlo a cabo es hacerle un bien a nuestros cuerpos. Saludos.

      Eliminar